lunes, 13 de julio de 2015

atrapar un rayo de luz

juego de gatos por excelencia
de éxito incierto e interminable
atrapar un rayo de luz es,
sin embargo, posible
(nos lo dice la relatividad)

se manifiesta de muchas formas,
según quien la mire (y cómo),
se descompone, se concentra,
se contuerce, caleidoscópica
y sale de foco, si mojada

pasa, paseando sus manos de luz
y al verla brillar brillan los ojos
en perfecta simetría reflejada
y estalla y cintila en mil fuegos

pasa, prisma de colores variables,
alumbra - deslumbrante, ciega,
calienta y acaricia y muerde
y es dos veces luz cuando el día acaba.

miércoles, 20 de mayo de 2015

cita del día

"Todo ya se ha dicho. Sin duda. Si las palabras no hubiesen cambiado de sentido; y los sentidos, de palabras"

 Jean Paulhan, Enigmes de Perse, 1992.

sábado, 24 de enero de 2015

Charlie quién?

Si crees que voy a dejar de beber en la estación de las flores, te engañas
Dónde está el músico? Que él haga con su harpa y con su flauta melodías de toda mi piedad y sabiduría
Me aburren los murmullos de las madrasas. Solo por un rato, quiero servir a mi amada y al vino.
No temo una ficha sucia, ya que en el Día del Juicio
Con la gracia y la bondad de Dios, se me perdonarán cien pecados.

Hāfez-e Shīrāzī, siglo XIV


martes, 22 de julio de 2014

cita del día

"La objetividad es el sueño imposible de cinco minutos para los judíos y cinco para Hitler"
Breyten Breytenbach 

--
Que con la que cae, nos entendemos. 

viernes, 27 de junio de 2014

cité

reluce naranja el verbo, la alianza al dedo,
sobrecargado de todos los principios.
supura bajo sus uñas el recuerdo de un olvido.

sin ventanas se escurre mocoscuro el rio
por debajo de un barco de rumbo incierto,
el mismo en el que no vamos todos
sino unos cuantos turistas japoneses.

tú, un poco gorgona y tan domingo soleado,
entrelazas gatunamente la espuma y el deseo,
tejiendo impenetrables hormigueros de brocado.

una aurora de ojos grises se pasea a destiempo
desfila escueta entre los expedientes apilados,
besa el anillo del profeta de los perros,
y se escurre entre la turba que mira,
con monacal reverencia, sus abultadas nalgas.

jueves, 26 de junio de 2014

miércoles, 4 de junio de 2014

lo que aprendí contigo

muchas cosas aprendí contigo, con tus dedos que tanteaban la distancia,
con tus dudas que al raspar el dique que contiene tus misterios
te dejaban al morderte los labios un sabor de plomiza independencia.

aprendí por ejemplo que las miradas penetrantes no son solo una metáfora,
que pueden hacer daño los reflejos y que a veces es fuente de angustia
(aunque no sea clara) la proyección alquímica de una silueta en la retina.

aprendí también que el dolor que es placer no es placer dos veces sino dolor
y que las montañas sólo caben en los bolsillos de quien está enamorado,
eso aunque crezca frondosa una secuoya en el recodo de tus pechos.

aprendí que los pensamientos tienen pétalos que no se arrancan pero se pliegan,
que no hay reposo seguro donde las persianas están cerradas a perpetuidad
y que Amor, ch'a nullo amato amar perdona, en el 2014 lo tiene complicado.

aprendí, en suma, a masticar la hiel en un rincón floreado, a esperarte
sin esperar nada y a verte sin que estés ahí, rumiando hasta prontos caducados, 
a quererte sabiendo que lo que fue nunca ha podido serpero a quererte lo mismo.

lunes, 26 de mayo de 2014

cita del día

"La tradicional lucidez de los depresivos, a menudo descrita como un desinvestimiento radical en las preocupaciones humanas, se manifiesta ante todo por una falta de interés por las cuestiones efectivamente poco interesantes. Así podemos, en última instancia, imaginar un depresivo enamorado, mientras que un depresivo patriota parece francamente inconcebible"

Michel Houellebecq, Les particules élementaires (1998)

lunes, 5 de mayo de 2014

supongamos que regreso

No soy de aquí pero a veces era (y da lo mismo:
la noche dondequiera es compatriota y compatriotamente
en cuanto tocas tierra una ley te está buscando)
y no tengo parientes: me los han desterrado o enterrado
porque sobrevivieron al mal injusto; además, no quise
que me presentaran a ningún Venerableanciano o Ilustrevisitante
o Distinguidohuésped o Beneméritociudadano, no me conocen
Su Excelencia o Su Eminencia o Su Ilustrísima,
no atisbo en los periódicos la publicitaria cópula bancaria
del correcto-caballero-que-hoy-contrae-nupciascon-
la-espiritual-damita-de-nuestra sociedad;
soy otra cosa, ésa del pasaporte: la pequeña estatura,
el rostro que tal vez merezco, el corazón al que le achacan
todas las culpas buenas, el nombre que dignísimas
ociosísimas deslenguadas querían limpiar a bastonazos.
No vine por negocios y como tampoco soy turista
no tengo visa: debo ser casi nadie, apenas el piojoso
vagabundo, el peligroso humano. Poco que declarar,
nada mismo: los poemas manuales para la descuartizada
entre yo y sus asuntos son de uso personal
y en la aduana me quitaron el patriotismo que traía
como un contrabando: cierta compasión por la república
orgullosa de sus invalideces y su descamisa. Entonces
es inútil que pregunten por mi domicilio, que me sigan
para ver qué escribo en las paredes, con quién
me acuesto o cuánto gano: el pasaporte en regla,
los impuestos pagados, qué importa lo demás, el trozo
de hombre que vuelve lastimado de casi todas las ideas.
(Yo sé que aquí la luz es sancionada, exótico el milagro
consuetudinario, el jabón, subversivo; confieso que no pude
aprender el dialecto local de las averiguaciones y la burla,
y que madrugaba en cuanto terminaba la postnoche
para odiar cada día más tiempo la crueldad.)
Todas las señas particulares: desobediencia, mala
conducta, melancolía de ciertos oficios que no tuve,
como el de dinamitero, ninguna vacunación contra la cólera,
y una increíble sensación de no haber muerto.
Tampoco vengo de Cuba: estamos yendo.

Jorge Enrique Adoum,  Ni están todos los que son (1999)

sábado, 3 de mayo de 2014

miércoles, 30 de abril de 2014

de lo que filtra la prensa

Poco jugo sacaron los medios a las cintas en las que el Ministro de Asuntos Exteriores de Estonia le contaba a Lady Ashton que por detrás de los francotiradores del Maidán no estaba el "gobierno corrupto de Ucrania" sino ciertos opositores.

Menos aún a la charla de los ministros de Erdogan sobre una operación de bandera falsa afín de intervenir en Síria.

Sin embargo, hasta el Guardian repercutió de dos embajadorers de poca monta que se reían de una futura anexión de Miamistán y Londrestán a la Federación Rusa.

Lo interesante es que en la misma charla, contaba uno de ellos como el representante de la UE en su país de destino, discutiendo sobre Crimea, le habría rogado por favor "coger de vuelta a Bulgaria y Rumanía". Esa parte, por supuesto, no hizo portadas.

sábado, 12 de abril de 2014

jueves, 10 de abril de 2014

cita del día

"Es difícil hacer que un hombre comprenda algo cuando su salario depende de que no lo comprenda"

Upton Sinclair, I, Candidate for Governor: And How I Got Licked (1935)

domingo, 30 de marzo de 2014

aunque tú no lo sepas

Como la luz de un sueño, 
que no raya en el mundo pero existe, 
así he vivido yo 
iluminando 
esa parte de ti que no conoces, 
la vida que has llevado junto a mis pensamientos. 

Y aunque tú no lo sepas, 
yo te he visto cruzar la puerta sin decir que no, 
pedirme un cenicero, curiosear los libros, 
responder al deseo de mis labios 
con tus labios de whisky, 
seguir mis pasos hasta el dormitorio. 
También hemos hablado en la cama, sin prisa, muchas tardes
esta cama de amor que no conoces, 
la misma que se queda 
fría cuanto te marchas. 

Aunque tú no lo sepas te inventaba conmigo, 
hicimos mil proyectos, paseamos 
por todas las ciudades que te gustan, 
recordamos canciones, elegimos renuncias, 
aprendiendo los dos a convivir entre la realidad y el pensamiento. 

Espiada a la sombra de tu horario 
o en la noche de un bar por mi sorpresa. 
Así he vivido yo, 
como la luz del sueño 
que no recuerdas cuando te despiertas. 

Luis García Montero, Habitaciones separadas (1994)

lunes, 24 de marzo de 2014

cita del día

"Así era Arturo Belano, un pavorreal presumido y tonto. Y el realismo visceral su agotadora danza de amor hacia mí. Pero el problema era que yo no lo amaba. Se puede conquistar a una muchacha con un poema, pero no se la puede retener con un poema. Vaya, ni siquiera con un movimiento poético"
Roberto Bolaño, Los detectives salvajes (1998)