lunes, 28 de septiembre de 2009

imagen del día

54 personas

domingo, 27 de septiembre de 2009

bellas palabras

Yo tengo cierta afición a la Asamblea General de la ONU. Año tras año me aprovecho del canal abierto de Naciones Unidas, que, aunque a veces no funcione, sobre todo en V.O, permite oír (o leer) los discursos que luego serán mutilados por agencias y que a su vez serán citadas por todos los medios (éstos, al parecer, no se pueden permitir un currito que los lea).

Este año fueron notorias las divagaciones de Gadaffi, que además de rasgar la Carta de la ONU, se pasó hora y media hablando, entre otras cosas, del asesinato de Kennedy, de la necesidad de que Cachemira sea un estado, o que la única solución al conflicto en Palestina es una República Árabe ("Nosotros siempre protegimos a los judíos, mirad Al-Andalus").

No vi noticia, sin embargo, sobre el que Chávez se sacará de las mangas la nueva traducción al castellano de Más allá del Capital, un tochazo de István Mészáros que, por su densidad y lenguaje que hace honor al Hegel que critica en la primera parte, dudo mucho que el Presidente haya leído. Sospecho, eso sí, que Chávez no tendrá para el viejo discípulo de Lukács el mismo efecto en ventas que tuvo para Chomsky y Galeano.

Pero lo que sí me llamo la atención fue la vuelta de un fantasma. De lo que llamó un comentarista con más años que yo "el regreso a los tiempos de la lucha sindical" de Lula. Su defensa de la democracia en Honduras y su ataque a la falta de voluntad política que siempre sigue las bellas palabras de los señores del mundo ("Who are you, Mr. Obama?", que dijera Chávez) puede que no acaparara los titulares y los aplausos dedicados al presidente-estrella de EE.UU, pero van respaldados por actos que sí dejan huella. Qué siga así.

viernes, 18 de septiembre de 2009

cita del día

"Por mi parte, a la vez que soy un socialista tan convencido como el más ardiente marxiano, no entiendo el socialismo como el evangelio de la venganza proletaria, ni siquiera, fundamentalmente, como una forma de conseguir la justicia económica. Lo veo como un ajuste a la producción industrial hecho necesario por motivos de sentido común, y calculado para aumentar la felicidad, no solo de los proletarios, sino de todos excepto una reducida minoría de la humanidad."

Bertrand Russell
The Case for Socialism

viernes, 11 de septiembre de 2009

jueves, 10 de septiembre de 2009

barbaridad del día

"Desde 1919, se han firmado 183 convenios internacionales en la OIT. De esos, Francia ha ratificado 115, Noruega 106, Alemania 76, y los EE.UU. 14."

martes, 8 de septiembre de 2009

video del día



Escribe uno que pensaba (no desatinadamente) que no vería al Bolshoi en su vida y acabó haciéndolo desde un palco por €10.

viernes, 4 de septiembre de 2009

yanquis hijos de puta

En realidad
sólo quería decir
eso.
En realidad, la vida
es,
pongamos por ejemplo,
una manzana.
Entonces,
uno la mira, la toca,
le hace fiestas,
la besa, le habla,
tal vez,
hasta dibuja manzanitas
imitándola.
La quiere así, manzana,
rica, pulposa, viva, indescifrable,
sabia.
Si la quieren romper,
si viene
un bicho, por ejemplo,
un yanqui hijo de puta,
para ser más precisos,
a matarla,
ya no se puede hablar
así nomás de la manzana.
Hay que matar al bicho,
es necesario
odiarlo,
destruirlo.
Es casi obligatorio
decirle hijo de puta,
decirle yanqui hijo de puta
todos los días, religiosamente
y encontrar la manera
de acabarlo.
Por amor a la vida,
simplemente.
En realidad
tal vez no me he explicado bien.
Si uno tiene,
pongamos por ejemplo,
un amor, una cosa
que le anda por la piel
por todas partes.
Digamos
Buenos Aires,
digamos,
un octubre, un poema, una muchacha.
O digamos la esquina
de Nazca y Tequendama
los domingos, a las seis de la tarde.
(Estoy casi seguro
de que había una esquina así en Santo Domingo,
de que había un viejo,
una silla,
un cielo inverosímil,
muchachos que volvían del fútbol,
señoras apuradas,
bocinas, qué se yo
y tal vez,
hasta un tipo solitario
como yo
que miraba)
Si uno tiene un amor entonces,
eso que le camina por la piel,
decíamos,
y pasa algo,
ocurre,
que viene el mal, la peste, una desgracia,
o para no ir más lejos
vienen
los marines idiotas,
los cretinos mascadores de chicle,
odiadores de todo lo que crece
y desembarcan.
Entonces
ya no se puede hablar así nomás,
hay que matar la muerte de algún modo,
hay que pelear con rabia,
destruirlos,
salirles al encuentro como sea
y además decir, decir hijos de puta,
decirlo y masticarlo
y enseñarlo a los chicos
como un rezo.
Por amor a la vida,
simplemente,
me parece.
Humberto Costantini

jueves, 3 de septiembre de 2009

nota - memoria historica

Lo que tiene la rusofobia del presidente nacionalista de Polonia. A los 60 años del inicio de la II Guerra Mundial le da por patalear al gran satán rojo, con sus 27.000.000 de muertos, la mitad del total del conflicto (China da cuenta de otros 20.000.000), que pactó con Alemania en 1939 la división de Polonia y la no-agresión futura.

La gracia es que por ninguna parte se menciona la Conferencia de Múnich de 1938, donde Chamberlain y Daladier desmembraron y entregaron media Checoslovakia a Hitler por las buenas - y un trozo a los polacos, que no se quejaron.

Al hijoputa de Stalin le van apilando sus crímenes los que nivelaron Dresde e Hiroshima. Supongo que será más estético dividir el asunto entre buenos y malos.

¡Toda la culpa a los soviets!

cita del día

"Es el Ejército Ruso el que ha hecho el trabajo principal de arrancarle las entrañas al Ejército Alemán"

Winston Churchill,
ante el Parlamento, 02/08/1944