jueves, 17 de diciembre de 2009

de revolutionibus



Cuatro años después de la Revolución
y la ejecución del viejo rey
Cuatro años después, recuerdo cómo
esos aristócratas alcanzaron su fin
Todos los aristócratas a la horca
Expulsen a los curas,
que sobrevivan comiendo su propia grasa
Cuatro años después que empezáramos
a luchar, Marat sigue escribiendo
Cuatro años después de la toma de la
Bastilla aún recuerda el grito de guerra
Abajo con toda la clase gobernante
Echen a todos los generales
de una patada en el culo

¿Por qué tienen ellos el oro?
¿Por qué tienen ellos el poder?
¿Por qué, por qué, por qué, por qué?
Tienen ellos amigos en altas esferas?
¿Por qué tienen los mejores trabajos?
Nosotros no tenemos nada,
nunca hemos tenido nada
Nada salvo agujeros, millones de ellos
Viviendo en agujeros,
muriendo en agujeros
Agujeros en nuestros estómagos
y agujeros en nuestras ropas

Marat, somos pobres
Y los pobres, pobres seguirán
Marat, no nos hagas
Esperar más
Queremos nuestros derechos
Y no nos importa cómo
¡Queremos nuestra revolución ya!

Cuatro años peleó
y no estuvo atemorizado
Y descubrió traidores por
otros traidores traicionados
Marat en el tribunal, Marat bajo tierra
A veces la presa y a veces el cazador
Luchando contra los curas
y la alta sociedad
Los empresarios,
los burgueses y la bestia militar
Marat siempre estaba listo
para detener cualquier plan
De los hijos del lame-culos
y moribundo régimen
Tenemos nuevos generales,
nuestros líderes son nuevos
Se sientan y discuten y lo único que hacen
Es vender a sus propios colegas
y subirse a sus espaldas
O encarcelarlos o arruinarlos
o ejecutarlos a todos
Gritando con palabras
que nadie comprende
Sobre los derechos que hemos logrado
con nuestras propias manos sangrantes
Cuando acabamos con los jefes
y derribamos los muros
De la prisión que nos dijeron que seguiría
aún después de nuestra muerte

Marat, somos pobres
Y los pobres, pobres seguirán
Marat, no nos hagas
Esperar más
Queremos nuestros derechos
Y no nos importa cómo
¡Queremos nuestra revolución ya!

Pobre Marat, te persiguen
Los sabuesos te buscan
por toda la ciudad
Ayer tu imprenta fue destrozada
Ahora preguntan por tu dirección
Pobre Marat, en ti confiamos
Trabajas hasta que tus ojos se vuelven
rojos como el óxido
Pero mientras escribes,
están acechándote
Las botas suben las escaleras,
la puerta se abre con violencia
Pobre Marat
En ti confiamos
Trabajas hasta que tus ojos se vuelven
Tan rojos como el óxido
Pobre Marat, confiamos
En ti

Marat, somos pobres
Y los pobres, pobres seguirán
Marat, no nos hagas
Esperar más
Queremos nuestros derechos
Y no nos importa cómo
Queremos nuestra revolución ya

2 comentarios:

Giuliano Quase dijo...

muito boa a canção.
agora sou eu quem peço a referência, meu caro revolucionário.

rod dijo...

Marat/Sade de Judy Collins, disco In My Life (1966).

É um medley das canções da versão inglesa da obra de Peter Weiss.