jueves, 1 de agosto de 2013

nota - el último post en París

Redacto la entrada molesto por que sea tan mal bailarín (además de estar falto de una cavalière...) y que por lo tanto no pueda dar un título todavía más facilón a este adiós a la ciudad que acogí en mis órbitas y sobre mi piel por estos tres años casi tan largos como tres vidas.

Me reprochan a menudo, como hacía MFC a B., de vivir más en los recuerdos que en el presente. Supongo que es cierto. También supongo que las capas de barniz y de polvo que añade el tiempo, por no hablar de una cierta elaboración, hacen que lo pasado sea aún más seductor.

Los recuerdos en la maleta, una ducha fría y un último metrô.

No hay comentarios: