miércoles, 25 de marzo de 2009

nada nuevo bajo el sol

Y he que me encuentro en La Haya en una muy simulación de la ONU representando la República Checa, que de la noche a la mañana puede pasar de tener el gobierno más reaccionario de la UE a, posiblemente, convertirse en la vanguardia de una nueva oleada de líderes antiliberales (no necesariamente de izquierdas) con una coalición de socialdemócratas y comunistas.

La disociación teórica de 'lo económico' y 'lo político' se hace opaca, como el resto del discurso ideológico que persiste pese a todo. Los técnicos y gestores del modelo de acumulación en colapso ven como se les escapa de las manos todos sus mecanismos de control mientras miran impotentes. Parece no haber lugar para un deus ex machina en esta tragedia.

Quizá la simulación, o al menos mi comité, el de la OMC, no sea del todo una fantasía; también aquí, cualquier contestación al pensamiento hegemónico cae en oídos sordos. Y se supone que somos la nata (o quizá simplemente los que se lo pueden pagar) de los estudiantes de derecho y relaciones internacionales del mundo. Así estamos.

No hay comentarios: