viernes, 19 de septiembre de 2008

nota - vuelta a la rutina

El verano ha sido memorable, lo menos por mi viajecillo; en cuestión de meses Estados Unidos ha sido derrotado en el Cáucaso, Pakistán y Latinoamérica a la vez que el sistema financiero mundial se desploma en una crisis que está lejos de haber tocado fondo; Linke, el NPA francés y hasta el PC japonés levantan cabeza y una oleada de estatalizaciones (y de un estatalismo oportunista) barre las ciudades santas del neoliberalismo.

Todo indica que estamos al borde de algo nuevo, y si no se salen con la suya algunos profetas apocalípticos, puede que no sea un precipicio.

El otoño será caliente.

No hay comentarios: