miércoles, 16 de julio de 2008

papel mojado

S.M acaba de 'conceder' el título de Grande de España al ya conde y dueño de La Vanguardia, Javier Godó; Como bien se sabe:


Los españoles son iguales ante la Ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.
C.E. Artículo 14.

Alguno me podría decir que el título per se no impide dicho reconocimiento, pero estaría ignorando, además de la realidad, el caracter del nombrante. De todas formas, el articulillo ése es interesante, no solo porque se trata de un texto monárquico, sino porque es de las fictio iuris más extendidas por ahí, y para acompañarlo se podrían añadir exquisiteces como la libertad de religión en la constitución soviética de 1936, todos los derechos garantizados por la Declaración de la ONU y firmados por practicamente la totalidad de Estados del globo, los Protocolos de Ginebra o la misma normativa comunitaria que actualmente parece empeñarse (con mayor o menor eficacia) en impedir que Berlusconi ilegalice a europeos en Europa.

Lo escrito, aunque habitualmente se ignore y se utilice de forma puramente demagógica es, exceptuando las ideas de algunos 'optimistas', condición necesaria (claro está que no suficiente) para la consolidación de cualquier regulación.

Aquí debo hacer una concesión a EE.UU que parecen abstenerse de firmar cualquier cosa que no vayan a cumplir, aunque incumplan todo lo que sí han firmado; Hay que admirarles por la (relativa) coherencia, si nada más.

--
Si no me extiendo y hago (ni haya hecho nunca) mención al republicanismo, es que me parece cosa tan óbvia, izquierda o derecha, que sobra comentar.

No hay comentarios: